¿Qué es el valor catastral de una vivienda?

Para qué sirve?

¿Cómo se calcula el valor catastral de una vivienda?

Hoy te lo contamos todo!

El valor catastral es aquel “numerito” que todos hemos visto y conocemos, pero del que no sabemos muchos detalles. Aparece cada vez que pagas un impuesto relacionado con la vivienda pero de dónde sale? Y para que se utiliza? Es una manera de valorar todos los inmuebles de un municipio para relacionarlos con los valores del mercado, como una “guía.” Para calcularlo se considera tanto el valor del suelo como el valor de la construcción utilizando factores como el número de fachadas, la antigüedad, el uso o el estado de conservación…pero de eso se encarga cada administración.

¿Para qué se utiliza?

La cantidad fijada como valor catastral, según sea mayor o menor, afectará a los siguientes 6 impuestos:

  • Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

    El efecto del valor catastral sobre el IRPF dependerá de si es o no tu vivienda habitual. Si es tu vivienda habitual, no tendrás que pagar por ella en tu declaración de la renta, simplemente proporcionar la información necesaria. Si no lo es, y tienes inmuebles que están vacíos o sin alquilar tendrás que pagar por ellos en el IRPF, siempre en función del valor catastral.

  • Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

    Todas las personas que tienen un inmueble deben afrontar este impuesto ya que les da la titularidad sobre derechos como la propiedad, el usufructo o el derecho de superficie. Y hablando de importancia, el valor catastral es un dato imprescindible para calcular lo que tienes pagar de IBI, digamos que es su base o punto de partida.

  • Impuesto Municipal sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía municipal)

    Este impuesto indica el incremento del valor del suelo desde que se adquiere el inmueble hasta que se vende o se traspasan sus derechos. El valor catastral servirá, al igual que en el IBI, como base para determinar lo que se tiene que pagar. Eso sí, con la diferencia de que aquí solo se considera el valor catastral del suelo.

  • Impuesto sobre el patrimonio (IP)

    El IP considera el patrimonio neto de cada persona física, que incluye sus inmuebles. Como base del impuesto se tiene en cuenta el mayor de estos tres valores: el valor catastral, el comprobado por la administración o el valor de adquisición. Si el valor catastral es mayor que los otros dos, se utilizará como base, aunque no suele ser el caso.

  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD)

    El ITPAJD es el impuesto que mide las trasmisiones por las que se paga un precio. Este impuesto y el que viene a continuación son casos especiales ya que son cedidos por las comunidades autónomas. Y porque los incluimos? Casi todas las comunidades autónomas han aprobado un sistema de cálculo que, utilizando el valor catastral, establece un punto de referencia.

  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD)

    El ISD considera las transmisiones de inmuebles, por las que no se haya pagado un precio, es decir que se hayan donado o hayan sido causa de sucesión. El efecto del valor catastral sobre este impuesto funciona exactamente igual que con el ITPAJD.

Ya lo sabes todo sobre el valor catastral!!