Mantenimiento de piscinas en invierno.

Asociamos las piscinas al calor y buen tiempo, pero para que estén a punto cuando el calor aprieta, lo mejor es hacer un buen mantenimiento durante el otoño y el invierno. Os presentamos una serie de acciones que podrán evitar el cambio de agua para la temporada estival, con su consecuente ahorro.

Mantenimiento de piscinas en invierno

 

  • Debemos pensar en la posibilidad de aprovechar el agua de año en año. Así, es conveniente aplicar una cloración de choque y poner en marcha la depuradora varias veces por semana para evitar su desuso.
  • El pH del agua ha de ser entre 7.2 y 7.6, para evitar la aparición de algas y que se vuelva turbia.
  • Usa cobertores para que el polvo y suciedad no se acumule en el agua.
  • Si no usamos un cobertor, debemos recoger con asuidad las hojas y demás suciedades para que no estropeen el mecanismo de la bomba de agua. Además, si queremos evitar la congelación del agua, un flotador lo impedirá.

Mantenimiento de piscinas en invierno