Newsletter
Newsletter
Newsletter

Blog Back

Todo lo que necesitas saber para mudarte con animales domésticos

¿Estás preparando una mudanza? ¿Tienes animales domésticos?


No te preocupes½aquí encontrarás todo lo que necesitas.

Una mudanza no es cosa fácil pero con un poco de ayuda puede convertirse en una gran aventura. Vaciar todos esos cajones que hace años que no abres, empaquetar, trasladar las cajas, pero... ¿Qué pasa con los animales?

Son tantas cosas en las que pensar que puedes llegar a olvidar que hay un miembro más de la familia que no sabe lo que está pasando. Para un animal doméstico las mudanzas suponen mucho estrés y por eso tienes que tener especial cuidado en hacer que se sientan siempre como en casa.

Aquí te lanzamos unos consejos para que mudarte con tu mascota te resulte más fácil:

  • Tener siempre a mano sus cosas más importantes. Entre una caja y otra puedes acabar empaquetando cosas imprescindibles para tu mascota. Cosas como su comida, agua y algunos de los juguetes que más le gustan. Estas cosas no pueden desparecer entre las cajas, deben estar siempre a mano. Cerca de sus cosas tu mascota estará más tranquila. Una buena idea es que una persona de la familia se encargue de la mascota durante toda la mudanza. Así evitarás problemas como no saber dónde está, si ha comido, etc...
  • Avisar al veterinario. Puede ser que mantengas a tu mascota en el mismo veterinario o que te venga mejor cambiar a uno más cercano. De una manera u otra hay que avisar. Si te quedas, el veterinario tendrá que actualizar el chip de tu mascota y si te cambias, necesitarás su historial médico. Esta información no se puede perder! Ventaja, el veterinario es una de las personas que mejor conoce a tu mascota y por eso te podrá dar unos consejitos más específicos que te vendrán fenomenal.
  • Los animales siempre lo último. Una mudanza no se hace en un solo viaje, puede llegar a alargarse durante varios días. Es importante que tu mascota viaje en el último de todos para que así, llegue a una casa amueblada y acogedora.
  • De un sitio a otro siempre en el vehículo habitual. Los animales nunca deben ir en una furgoneta o en el camión de la mudanza. En estos sitios se sentirán un mueble más. Es importante que viajen contigo y en tu vehículo habitual. Pueden ir en trasportín si te resulta más cómodo. Si tu mascota no está acostumbrada a viajar en coche, dar unos paseítos antes del gran día hará que se acostumbre y que no de problemas durante la mudanza.
  • Preparar una zona tranquila. Durante los primeros días tu mascota debe tener su zona. Un sitio tranquilo y silencioso alejado de posibles arreglos u obras de última hora. En esta zona coloca sus juguetes y cosas importantes de la manera más parecida a como estaban antes. Así se sentirá como en casa.
  • No darles demasiada libertad. Puede que habitualmente lleves a tu mascota suelta o dejes la puerta del jardín abierta, pero cuidado al mudarte. Tienes que tener en cuenta que todo es nuevo para tu mascota. Un vecindario diferente, nuevos amigos, ruidos desconocidos,... Espera unos días a que se acostumbre.


Estos consejos se centran en las mascotas más comunes como los perros y los gatos, pero en general, se pueden aplicar a cualquier otro animal.

Cuidado con los pájaros y los peces, son animales muy delicados y lo pasan bastante mal durante las mudanzas.



Aquí os dejo algunos consejos específicos para estos animales:

  • Si tienes un pez, debes saber que son especialmente sensibles a los cambios de temperatura. No deben pasar ni mucho frio ni mucho calor durante la mudanza. Para transportarlos es mejor sacarlos del acuario ya que estos suelen pesar mucho y se te pueden caer o romper. Puedes usar un cubo pequeño o una bolsa de plástico cerrada con una goma para el transporte. Deja un poco de aire en la bolsa, los peces lo necesitan para respirar. Abre la bolsa cada cinco horas para que entre aire fresco.
  • Si tienes un pájaro, puedes transportarlo directamente en su jaula habitual pero, como los peces, son muy sensibles a cambios de temperatura y suelen estar muy asustados durante las mudanzas. Para tranquilizarlos es mejor cubrir la jaula durante el trayecto.

    Aunque normalmente tengas la jaula abierta, los primeros días es recomendable que la tengas cerrada. Sólo hasta que el animal se acostumbre.


Para ellos también es un gran cambio pero siguiendo estos consejos se adaptarán en seguida a su nuevo hogar!!

Published: 29 Nov 2016
Share this post -

Let us call you!

We use cookies to ensure you get the best experience on our website Accept cookies More Info