Newsletter
Newsletter
Newsletter

Blog Back

El día a día de un agente inmobiliario

¿Te has preguntado alguna vez en que consiste el día a día de un agente inmobiliario?

Desde Inmobiliaria Nova Mallorca queremos darnos a conocer un poquito más. La vida de un agente inmobiliario posiblemente no sea como uno se espera.

Podemos encontrar dos funciones principales de los agentes inmobiliarios, la de compra, aquellos que asesoran jurídicamente y económicamente a posibles compradores para encontrarles la vivienda que mas se ajuste a sus necesidades y la de venta o captación, los cuales se encargan de asesorar a los propietarios buscándoles compradores y valorando la propiedad al precio que más se ajuste al mercado actual.

Sea cual sea su función, su día a día va a ser muy completo y a menudo se verá obligado a hacer más de una tarea a la vez. Pese a ello, los agentes no suelen hacer lo mismo cada día y eso hace de este oficio, algo poco rutinario y muy emocionante.

El agente debe estar atento a todo tipo de detalles, como la manera en la que se les va a presentar la propiedad a sus clientes, cuadrar horarios de visita entre el comprador y el propietario, conseguir nuevos inmuebles o ampliar su red de contactos.

En el día a día de un agente inmobiliario, las visitas a inmuebles y el trato al cliente ocupan el 70% del trabajo. Este tiene que acertar que inmueble es el apropiado para su comprador. Es importante poder adaptarse a los horarios y ocupaciones de tus clientes ya que les estas proporcionando un servicio y  ocasionalmente te verás trabajando junto con ellos y otros agentes. Las funciones diarias de un agente suelen resumirse en estar al tanto de sus propiedades, percatarse de los altibajos del mercado inmobiliario y mantener buenas relaciones con sus clientes, siendo esta última la más importante.

Para poder tener el lujo de elegir con quien quiere trabajar, antes uno debe asegurarse de que quieran trabajar contigo. Por esto el prestigio de un agente es una pieza fundamental de su trabajo. Para lograr alcanzar el éxito, las relaciones entre otros agentes y posibles clientes son fundamentales. A menudo, el agente debe invertir mucho tiempo y dedicación en reforzar estas relaciones personales con sus clientes ya que la compra de un inmueble es una decisión de gran valor personal y necesita una asistencia muy dedicada.

En resumidas palabras un agente debe estar preparado para en cualquier momento quedar con un posible cliente, visitar una propiedad a menudo más de una vez, recibir llamadas a cualquier hora y poner siempre buena cara. Porque las buenas cualidades siempre van de boca en boca y uno nunca sabe de dónde le puede salir un cliente.   
Published: 22 Jun 2018
Share this post -

Let us call you!

We use cookies to ensure you get the best experience on our website Accept cookies More Info