Newsletter
Newsletter
Newsletter

Blog Back

Despidiéndonos de los halógenos

¿Cómo afecta a nuestro bolsillo la llegada de la luz led?


Las lámparas halógenas son aquellas que nos encontramos en nuestro salón, nuestra cocina y hasta en el rinconcito de la tele. Desde hace años iluminan nuestros hogares de forma sencilla y con una luz que resulta muy agradable. ¿Por qué cambiar?

¿Y si existiera un tipo de alumbrado capaz de ofrecer la misma cantidad de luz consumiendo menos energía eléctrica o, dicho de manera más sencilla, haciéndole menos daño a nuestro bolsillo? ¿No lo probarías? Desde luego, buena pinta tiene.

¡Aquí vienen las buenas noticias! Este tipo de iluminación existe, ya ocupa lugar en muchos comercios y oficinas y estoy segura que no os suena a chino. Este alumbrado es el de la tecnología led, capaz de ofrecer 400 lúmenes con solo 8 vatios, mientras los halógenos necesitarían 40. Sin saber mucho más esto parece un importante ahorro, no?

Es tan importante, que a partir del pasado 1 de septiembre las luces halógenas dejaron de fabricarse en toda la Unión Europea, siguiendo un plan cuyo objetivo es que todas aquellas luces habituales en nuestras casas pasen a ser de iluminación led. El proceso no ha hecho más que empezar y no será hasta el 2018 que la sustitución sea total. Como se dice aquí "poco a poco y con buena letra." Primero se eliminarán los focos halógenos y luego las bombillas y a pesar del stop en su producción los comercios podrán mantener a la venta aquello que tengan en stock.

Las luces led son las más eficientes energéticamente pero no nos vamos a engañar, los primeros años el cambio nos supondrá un pequeño gasto, ya que son más caras que los halógenos. Este gasto se verá equilibrado cuando nos llegue la temida factura de la luz, al consumir menos energía y tardar más tiempo en apagarse, la luz led se convierte en una buena inversión.

No solo hablamos de ahorro económico, que está claro supone un importante incentivo, además existen muchas otras ventajas que obtenemos de este tipo de iluminación. Su luz se puede regular tanto en tipo como en tono, adaptándola a diferentes situaciones y lugares. No se necesita el mismo tipo de luz para iluminar las calles del Borne como para operar en un quirófano.

Otra ventaja importante, que no podría afectarnos más directamente es su contribución positiva al medio ambiente. A todos nos preocupa, pero muchas veces no sabemos cómo ofrecer nuestro granito de arena. Las luces led reducen el consumo de carbón, las emisiones de C02 y suponen un ahorro en electricidad. Su larga vida útil también supone menos basura en los vertederos. Ahí está el granito!

Despedirse de los halógenos ya es un hecho y, visto lo visto, no hay mal que por bien no venga. Yo me despido de vosotros, y hasta la próxima!!

Published: 07 Sep 2016
Share this post -

Let us call you!

We use cookies to ensure you get the best experience on our website Accept cookies More Info