Newsletter
Newsletter
Newsletter

Blog Back

Cómo preparar una casa para su venta

Una primera visita supone siempre la primera ocasión para vender un inmueble y en muchos casos, la última. Esta primera impresión determinará muchos aspectos de una futura transacción y es importante que deje una imprenta favorable en nuestros clientes.

En muchos casos, las propiedades tardan en venderse porque los dueños no la preparan para venderla, suponiendo, en otros tantos, venderla por un precio inferior al de salida, por no causar la adecuada impresión en unos futuros dueños.

Todo esto es evitable si seguimos unas sencillas pautas a la hora de presentar una casa para venderla, con la intención de que la compraventa se materialice lo antes posible y con un máximo de beneficio para la parte vendedora y un máximo de satisfacción para la compradora. ¿Cuáles son estos pasos sencillos?


Cómo preparar una casa para su venta

 

Hay arreglos de no gran impacto económico que si lo tienen en la impresión que causamos a futuros compradores. Esto da la idea de un mantenimiento deficitario en el resto de instalaciones y de dejadez en el inmueble.

La fachada debe ser revisada y repintada en caso de que lo necesite. Pese a no incrementar el valor de la casa sí hace que atraiga interesados que se convertirán en futuros residentes y a tener una mejor posición de partida a la hora de negociar precio ante distintas ofertas.

Mantén el cuidado de tu jardín. Y con ello la altura del césped, las hojas secas y caídas, las ramas en mal estado, el orden y aspecto de tus utensilios y la humedad, junto con el riego, de los elementos vivos naturales de tu propiedad.

No debe haber indicios de humedad. Ni comentar cabe la mala impresión que da ver manchas de humedad en paredes o techos. También no debemos descuidar las zonas de pintura interior que con el tiempo se hayan dañados.

 

Cómo preparar una casa para su venta

 

Si dispones de dos accesos a la vivienda, dale a la visita el aspecto más formal que pueda. Asegúrate de que el timbre funciona. La puerta acceso debe estar limpia y sin rayones, cosa que da muy mal aspecto, con vidrios limpios y bisagras bien engrasadas.

No hay que descuidar las instalaciones hidrosanitarias. Es perfectamente normal que un futuro residente quiera comprobar la presión del agua y que no haya fugas ni goteos en sanitarios ni grifos y cómo es el fluir de los drenajes.

Una buena limpieza general es la mejor carta de presentación de una vivienda. Así unos suelos, azulejos, ventanas, puertas, molduras y espejos impolutos dirán en positivo de nosotros.

Encárgate de que funcionen los interruptores y de que las bombillas están funcionando correctamente. Enseña la casa con las luces encendidas y que todo tenga un aire brillante. Si la casa está deshabitada, llega unos minutos antes para airearla y así erradicar la posibilidad de algún mal olor, si es necesario, con la ayuda de un ambientador adecuado. Causa muy buena sensación el abrir la puerta y encontrarse con un olor fresco y agradable.

Si puedes, despeja los armarios de cocina y baños, armarios de empotrados y retira las fotografías familiares, para que los posibles futuros dueños, puedan ubicarse en su futura propiedad.

Published: 23 Sep 2014
Share this post -

Let us call you!

DON'T MISS THE OPPORTUNITY TO FIND THE PROPERTY OF YOUR DREAMS

Subscribe and receive all the latest news and promotions from NOVA MALLORCA

We use cookies to ensure you get the best experience on our website Accept cookies More Info