Newsletter
Newsletter
Newsletter

Blog Back

Cómo hacer una vivienda más cálida en los meses de frío

Aunque haya habido días en este mes que no concuerden con las temperaturas usuales de finales de octubre y principios de noviembre, el otoño ya está aquí y es la época ideal para preparar nuestro hogar para los meses más fríos del año. Con la bajada de las temperaturas y un menor número de horas de sol diarias, la sensación térmica en nuestros hogares baja y es importante que nuestra vivienda pueda adaptarse a este momento del año.

¿Qué es lo básico? De siempre ha sido cambiar la colcha de verano, fina y fresca, por el edredón de invierno o colcha más gruesa, junto con las alfombras de temporada. Así, adaptamos decoración y necesidades a la nueva estación.

El invierno se acompaña de menos horas de luz solar, que se vuelve más tenue y frágil. Buena idea es, por este motivo, aprovechar al máximo este agradable recurso natural, abriendo las cortinas, estores y otros enseres, teniendo siempre un cálido resultado.

Debemos plantearnos renovar las fundas de los cojines de primavera y verano por unas más gruesas, de lana, mucho más capaces de matener y conservar el calor de nuestro ambiente. Es una buena idea hacerse con colchas de algodón con relleno nórdico para conseguir el mismo efecto. Con la misma intención, tener siempre una práctica mantita de lana, punto o pelo, a los pies de la cama o cerca de nuestro rincón favorito de descanso y relax, nos evitará el tener frío en el momento en que las temperaturas sean más bajas.

 

Cómo hacer una vivienda más cálida en los meses de frío

 
Las alfombras no sólo son un elemento decorativo, elegante y vistoso, sino que son prácticas a la hora de aislar nuestros pies del frío suelo invernal. Además ganaremos estéticamente al crear un ambiente más acogedor.

Una buena idea, para crear un ambiente hogareño y que proporciona sensación de calidez e intimidad, es el uso de la iluminación con velas. Las velas son las acompañantes ideales para ver una película o nuestra serie preferida, para disfrutar de una cena romántica con nuestra pareja o para crear una atmósfera de olores agradables y sugerentes.

Las frutas de temporada siempre son un buen sustitutivo de las añoradas flores. En los meses fríos del año, los centros de frutos secos o frutas y plantas de interior, nos recordarán que en algún momento, la primavera y el buen tiempo regresarán a nuestros hogares.
Published: 30 Oct 2014
Share this post -

Let us call you!

We use cookies to ensure you get the best experience on our website Accept cookies More Info