Newsletter
Newsletter
Newsletter

Blog Back

Mallorca, una isla con más de 70 bodegas

Mallorca no es una de las regiones vitivinícolas más célebres de España. Sin embargo, cuenta con una gran tradición y un buen repertorio de bodegas y vino. Sumando La Rioja, D.O. Priorat y D.O. Ribera del Duero la competencia es feroz, pero si uno tiene en cuenta la situación climatología de la isla (3.000 horas de sol al año), la geología (calizas y arcillas que dan una acidez ligeramente alcalina y un gran drenaje) y la proximidad al mar, es posible afirmar que las bodegas artesanales de Mallorca son excelentes candidatas para cualquier amante de los vinos.

Con más de 70 bodegas en Mallorca, muchas de las cuales abren sus puertas a los visitantes, no hay escasez de viñedos para visitar. Y el otoño es sin duda uno de los mejores momentos del año para hacer un recorrido por las bodegas, ya que las vides siguen siendo de un verde exuberante y vibrante y es posible presenciar la vendimia.

El origen de la gran tradición vitivinícola con la que cuenta Mallorca nace en el año 123 a.C., cuando la isla quedó integrada en el Imperio Romano. El vino se empezaba a exportar a lo grande y la producción de vino en Mallorca creció de manera considerable.

Por desgracia, al final del siglo XIX, la filoxera, un pequeño insecto, destruyó casi todos los viñedos en Mallorca y la isla tardó nada más y nada menos que cien años en recuperar el nivel de producción con el que contaba antes del desastre.

Gracias al aumento del turismo, los agricultores comenzaron a cultivar las viñas en Mallorca de nuevo y, en la actualidad, estamos orgullosos de contar con algunos de los mejores vinos de Europa. Además, la mayoría de las bodegas están abiertas para la visita y la degustación de vinos.

Si quieres sumergirte en unas historias de amor por el vino únicas y personales y degustar nuevos vinos, no te pierdas la selección de bodegas mallorquinas que hemos preparado en Nova Mallorca

Un recorrido por las mejores bodegas de Mallorca

Bodega Son Vives

En una zona privilegiada de la costa mallorquina, enmarcada entre el Mediterráneo y la sierra de Tramontana, se encuentra esta maravillosa bodega que comenzó a funcionar en 1986. Bodega Son Vives fue creada con el único propósito de revivir la Malvasía de Banyalbufar, una variedad de uva antigua presente en esta tierra desde al menos el siglo XVI.

Los propietarios saben muy bien cómo sacarle partido a las imponentes vistas al mar con las que cuenta la bodega, que dispone de unas terrazas panorámicas desde las cuales es posible degustar esta uva tan especial.

Además de las visitas guiadas privadas y las catas de vino, también se organiza 'Cata al atardecer' todos los viernes y sábados de verano. Acompañado de tapas o una comida completa, este evento es una forma maravillosa de dar la bienvenida al fin de semana. Para reservar tu hueco puedes ponerte en contacto con el equipo de reservas de la Bodega a través de su web.

Bodega Ribas

La Bodega Ribas se encuentra en Consell, en el corazón de la isla. Esta finca familiar lleva ya más de 300 años produciendo vino y es conocida como una de las bodegas más antiguas de Mallorca. Sus más de 40 hectáreas de viñedos cuentan con un abanico de variedades de uvas admirable y, entre ellas, se encuentran la Mantonegro y la Prensal, pero también la Gargollasa, que estaba prácticamente extinta antes de ser revivida por la familia Ribas. La Gargollasa es la guinda de las variedades más convencionales y permite crear mezclas muy especiales.

Además, esta bodega ofrece muchas opciones, desde una visita a la bodega de una hora y una degustación de vinos (18 euros) hasta una experiencia gourmet completa de cuatro horas por solo 81 euros. En el verano también se realizan muchos conciertos y otros eventos, así que consulta su web con regularidad para ver sus novedades.

Bodegas Son Puig

Estas bodegas se remontan al año 1597 y siguen funcionando de maravilla, una prueba irrefutable de su calidad. Bodegas Son Puig elabora en exclusiva solo un número limitado de botellas al año, con uvas vendimiadas en sus tierras. Las variedades incluyen la local Prensal & Callet, así como Chardonnay, Merlot, Cabernet Sauvignon y Tempranillo.

Los propietarios ofrecen catas de vino y visitas donde comparten sus conocimientos sobre la influencia de la ubicación de la bodega y el clima de la isla en el resultado de la cosecha. Entra en su web y reserva tu visita si deseas realizar un recorrido por las bodegas de Mallorca.

Bodega Finca Son Sureda Ric

Si quieres viajar en el tiempo, la mejor manera sin duda es hacer una visita a la finca Son Sureda Ric. Sus vinos ecológicos de autor, acompañados de una gastronomía típica mallorquina, serán tus acompañantes en tus visitas y catas de vino.

En un entorno histórico tradicional y guiado por el enólogo de la bodega, conocerás los secretos de la ganadería y la agricultura ecológica de esta bodega. La visita te llevará a conocer los viñedos, salas de producción, sala de crianza, capilla, su portal del siglo XV, una antigua masía, cultivos autosuficientes, el Porc Negre mallorquín (exclusivo de la isla) y su ganado ovino.

Ya no hay excusa para no conocer los vinos de Mallorca. Desde Nova Mallorca te invitamos a disfrutar de estas experiencias que nos brinda esta maravillosa isla.

Published: 04 Nov 2021
Share this post -

Let us call you!

DON'T MISS THE OPPORTUNITY TO FIND THE PROPERTY OF YOUR DREAMS

Subscribe and receive all the latest news and promotions from NOVA MALLORCA

We use cookies to ensure you get the best experience on our website Accept cookies More Info