¿Es necesario adaptarse a las nuevas tecnologías?

Hoy en día la tecnología es base de la sociedad moderna, y a medida que esta evoluciona, cada vez más empresas son las que se actualizan para incorporar la tecnología a sus comercios. Entre ellos está el sector inmobiliario, en Nova Mallorca tratamos el concepto llamado “proptech”, el cual aprovecha herramientas como el Big Data para crear bases de datos masivas y bien estructuradas que recogen y analizan datos de inmuebles y clientes para ofrecer una valoración y búsqueda más concreta y real de una propiedad.

La tecnología ha llegado hasta el punto de convivencia con sus ocupantes. Ha entrado en los hogares y las ya llamadas “Smart houses” se adaptan a los hábitos y comportamiento de sus habitantes. Grandes empresas tecnológicas como Google, Apple o Vodafone ven el mercado inmobiliario, después de su recuperación de la crisis del 2007, como una oportunidad de negocio en efervescencia.

Es un hecho que el sector inmobiliario debe dejar atrás su pasado analógico en muchos aspectos aunque sigue siendo imprescindible aspectos recurrentes como la red de clientes de un comercial, la experiencia y conocimiento en el mercado de inmuebles. Solo hay que cambiar los hábitos. Es necesario un personal familiarizado con el mercado pero también se necesitan que sepan analizar datos y sacarle partido a estas nuevas tecnologías.

Actualmente, uno puede tener una idea y una visual casi real de una propiedad a través de renders y modelados 3D incluso antes de que esta esté terminada. Esta evolución por parte de las tecnologías no solo es útil en la oferta y comercialización de inmuebles, la tecnología puede estimular la demanda futura, localizar los suelos más rentables, comunicarse de manera más clara con el cliente y hasta con otras inmobiliarias. Todo esto deriva en una mejor comunicación y toma de decisiones.

Además, agiliza el proceso ya que, el cliente está ya informado antes de consultar con la empresa, la relación y comunicación agente-cliente se acelera. Según un estudio de Aedas Homes, los clientes realizan como media, 11 búsquedas online y conocen bien el producto que buscan o al menos tienen una clara idea de lo que buscan antes de contactar con la agencia inmobiliaria.

Está claro que la tecnología ahora juega un papel fundamental en el éxito de crear una empresa próspera. Ya no es solo una mejora modernizarse y aprovechar las nuevas tecnologías, sino que es fundamental para que una inmobiliaria no se quede obsoleta.

El futuro ya es el presente.